Caddy Adzuba, en el II Foro de la Cultura: «Para acabar con la violencia machista es la mujer la que tiene que levantarse y el hombre seguirla»

 

caddy-adzuba-intervencion-2«Este mundo espera mucho de nosotras como mujeres». La activista pro derechos humanos, periodista y abogada Caddy Adzuba, toda un vida enfrentándose en su país a una violencia de género sistemática y terrible, inauguró hoy viernes, 4 de noviembre, el II Foro de la Cultura que se celebra en Burgos, una ciudad que acaba de sufrir el asesinato de una mujer a manos de su ex pareja. Esto demuestra que la violencia machista «es un problema universal», señaló la galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014 antes de relanzar su llamamiento a la lucha contra esa realidad. «Para finalizar con las prácticas machistas, es la mujer la que tiene que levantarse y el hombre seguirla», apuntó.

Adzuba desplegó un discurso de denuncia que no ha ahorrado crudas descripciones sobre la violencia sexual padecida por las mujeres de su país, la República Democrática del Congo, inmerso en un conflicto bélico de veinte años, donde «el cuerpo de la mujer ha sido empleado como un arma de guerra». Pese a la difícil realidad descrita, la activista lanzó un mensaje de esperanza: «Aunque solo hubiera una muerte cada tres años, tenemos que luchar hasta que no haya ninguna mujer que pueda morir por violencia machista en el mundo. Es difícil, pero podemos lograrlo».

Para ello, insistió en la  necesaria unión entre las mujeres. «No las africanas o las asiáticas o las americanas, da igual que sean blancas o negras, estamos llamadas a unirnos para combatir esa situación. Y hemos entendido que nos es la política lo que va a ayudarnos, sino la cultura». Al hilo de esa afirmación, Caddy Adzuba celebró la existencia de una plataforma como el Foro de la Cultura, donde se brinda la oportunidad de transmitir mensajes como el suyo.

«En mi país hemos utilizado la cultura para sanar nuestras heridas y es la cultura la que hace que tengamos esperanza y que hayamos evolucionado. A menudo, donde la política fracasa la cultura triunfa», subrayó la periodista. Adzuba hizo referencia, además, al deber de los medios de comunicación de contribuir a la resolución de conflictos. «Los medios tienen que ser la iglesia en mitad del pueblo y, desgraciadamente, no lo son. Basta con que un periodista escriba unas pocas palabras para provocar una guerra, y basta que pronuncie otras pocas palabras para que vuelva la paz. Los medios internacionales ya no desarrollan ese papel. Son los medios los que siguen alimentando los conflictos por todo el mundo», lamentó en  un encuentro con periodistas antes de la ponencia inaugural del II Foro de la Cultura en el Fórum Evolución.

La educación, a debate en el II Foro de la Cultura

II Foro de la Cultura - Educar hacia la ciudadanía culturalLa actualidad también irrumpió en la intervención de la mesa de debate ‘Educar hacia la ciudadanía cultural’, la primera de las programadas en el marco de la segunda edición del Foro de la Cultura. La muerte por coma etílico de una niña de 12 años en Madrid llevó al arquitecto danés Rasmus Frisk a proponer el debate sobre cómo se está educando a los jóvenes. «¿Se trata de enviarlos a las escuelas y pensar que los profesores se van a encargar de su educación o los padres tiene un rol?», cuestionó. En Dinamarca, explicó, existe un término de difícil traducción en español que vendría a significar «educar para la vida, educar como persona, cómo ser un buen ciudadano», respondió.

Sobre ese mismo asunto, momentos antes del encuentro, la consejera del Instituto Nacional de Educación de Finlandia, Minna Harmanen, sugirió que la docencia debería incluir «cuestiones de salud», algo que sí existe en su país. Allí, los niños, explicó, participan en la formación del currículum y demuestran «que la gestión de la vida diaria es muy importante para ellos». A preguntas de los periodistas, una de las responsables del sistema educativo más alabado del mundo entró en el debate sobre los deberes. En Finlandia las tareas que los niños se llevan a casa les ocupa una «media hora» y se ha demostrado que es «efectivo», aseguró. En todo caso, Harmanen reconoció que «no se puede exportar alegremente un sistema educativo de un país a otro», aunque sí recomendó una «estabilidad» que no permite el cambio de modelo cada pocos años.

En la misma mesa de debate, moderada por el profesor Joaquín García, intervino el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense, Mariano Fernández Enguita, autor de obras como La profesión docente y la comunidad escolar o Educar en tiempos inciertos, quien abogó por un cambio en el sistema educativo que abra las aulas y aproveche las nuevas herramientas. El sociólogo señaló, asimismo, la necesidad de que el profesorado se adapte a las nuevas tecnologías.

 

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*